PREPARACIÓN DE LAS INSTALACIONES DE RIEGO PARA EL INVIERNO

Todo el cuidado e interés puesto en planificar los riegos y efectuarlos en las mejores condiciones posibles va a depender del correcto funcionamiento de la instalación.          No riega mejor la instalación más cara, sino la mejor cuidada.

La única norma imprescindible para el mantenimiento de una instalación de riego es el sentido común. Se ha de crear el hábito de cuidar los detalles, lo que supondrá una mayor comodidad en el trabajo y la satisfacción de saber que no se está desperdiciando un recurso tan escaso como es el agua.

Como mantenimientos comunes a todas las instalaciones de riego, ya sea pívot, aspersión o goteo, podemos citar los siguientes:

  • En los meses invernales, debido a las bajas temperaturas que tienen lugar, se recomienda vaciar el agua de las instalaciones de riego, ya que en caso de heladas, si hay algo de agua en las tuberías, válvulas,…podría congelarse y dañar estos elementos.
  • Normalmente en las instalaciones modernizadas, tenemos a la salida del hidrante de riego los siguientes elementos: una T, una válvula de mariposa o una válvula hidráulica, un filtro y válvulas de esfera de diferentes tamaños. Se vaciará la cámara de la válvula hidráulica, eliminaremos toda el agua presente en el filtro, y las válvulas  de esfera  se  dejarán  un poco abiertas para evitar que se rajen. En las instalaciones donde estén montadas válvulas de  mariposa también es recomendable dejarlas un poco abiertas.
  • Si se trata de instalaciones de riego automatizadas, se aconseja desaguar los solenoides y retirarlos de la parcela. En caso de instalaciones muy completas donde no sea posible su recogida, lo ideal sería meterlos dentro de una caja para resguardarlos de las bajas temperaturas.
  • En general es recomendable desmontar y recoger todos los elementos de una instalación que se pueda, ya que en los últimos años ha aumentado el número de robos en el campo. En el caso de que no se puedan desmontar, es aconsejable taparlos con una manta térmica u otro material aislante.

En el caso de instalaciones de riego por goteo podemos encontrar dos tipos de mantenimientos:

  • Limpiar bien los filtros para eliminar toda la suciedad que se pueda haber acumulado durante la campaña de riego y que no se elimina con las limpiezas diarias o semanales. Posteriormente retirar toda el agua presente en el mismo.
  • Al finalizar la campaña de riego se deberán lavar con ácido todas las líneas portagoteros y si es posible recogerlas, ya que aumentaremos su vida útil.

En las instalaciones en las que se utilice el riego por aspersión se recomienda:

  • Desaguar toda la instalación por la parte de la finca más baja o final de ramales.
  • Si es posible recoger los aspersores o bien taparlos para resguardarlos de las temperaturas invernales.

En el pívot se deberían realizar los siguientes mantenimientos:

  • Vaciar todas las tuberías presentes en el pívot, para evitar congelaciones y roturas de elementos.
  • Nunca dejarlo ubicado en zonas bajas o lugares donde se puedan quedar las ruedas en el agua, ya que con las heladas el caucho de las ruedas se deteriora mucho.

 Un buen mantenimiento aumentará la vida útil de su instalación

ImagenAutor: Tomás Herrador Charro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s