El cultivo de la alubia

La  alubia pertenece a la familia de las leguminosas. Existen dos tipos, en cuanto al cultivo:

  • tiernas de mata baja: tienen tallos erectos que no necesitan de tutorado y
  • de mata alta o enrame: sí que requieren un tutorado. 

 alubias

Exigencias de las judías:

  •  Clima: no crecerán si las temperaturas son inferiores a 10ºC o si se reduce el fotoperíodo (la cantidad de luz recibida en un día). Se desarrollan mejor en climas cálidos y templados. Si las plantamos en zonas ventosas las protegeremos, pues son plantas frágiles y no soportan la incidencia directa de vientos fuertes. 
  • Sustrato: No se desarrollan bien en tierras frías y húmedas, pero tampoco si están muy secos. Les favorecen suelos mullidos, bien cavados, frescos y ricos en humus, pero sin restos de materia orgánica fresca. A la hora de elegir la parcela, buscaremos que estén expuestas al sol, para que el suelo pueda calentarse.
  • Nutrientes: las alubias no requieren abonado ya que al igual que el resto de leguminosas, son capaces de fijar el nitrógeno atmosférico gracias a las bacterias nitrificantes que poseen en sus raíces. Si el suelo es muy pobre, sería conveniente esparcir un mes antes de la siembra abono orgánico muy descompuesto (mantillo), mezclándolo con la tierra.
  • Riego: las alubias requieren de suelos que no se resequen, soportan mal la carencia de humedad. Preferiblemente no regaremos abundantemente en la época de la primera floración, pues podría provocar la caída de las flores.


Principales plagas y enfermedades:

  •  Pulgón verde y negro: si el ataque es puntual en alguna planta, bastará con arrancarla.  Si el problema es generalizado, conviene aplicar jabón potásico junto a aceite de neem.
  • Araña roja y otros ácaros: éstos pueden atacar si hay falta de riego. Si el ataque es general aplicar jabón potásico y aceite de neem.
  • Antracnosis: es una enfermedad que se manifiesta por la aparición de manchas oscuras sobre las hojas y vainas si el tiempo es muy húmedo. Intentar no tocar o cosechar si el tiempo es muy húmedo. En el caso de que se cultiven en zonas húmedas, se podría fumigar con cola de caballo. Si el ataque es generalizado, se recomienda arrancar y quemar las plantas afectadas.
  • El oídio: es un hongo que suele aparecer si hay exceso de humedad ambiental y elevadas temperaturas. Para prevenirlo, aplicar cola de caballo e intentar que las plantas tengan una buena aireación. Si la enfermedad es más generalizada, proceder a la fumigación con Bacillus thuringiensis.

 Variedades de alubias:

 Se calcula que hay más de 300 variedades entre blancas, rojas, negras canela y pintas. Algunas de ellas son: el judión, blanca redonda, blanca riñón, morada redonda, morada larga, arrocina, de la virgen, canela, carilla, verdina, caparrón, alubia de Santa Pau, alubias de Guernika y Tolosa, alubia de Ganxet, las pochas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s