Buenas prácticas agrícolas

Las buenas prácticas agrícolas son las  acciones que deben realizar los agricultores para obtener una producción inofensiva y saludable, evitando la contaminación del medio ambiente, respetando la salud de las personas que trabajan en el campo. Estas acciones deben ser registradas para llevar un control de la parcela.

Algunas Buenas Prácticas Agrícolas:

Para conservación del ecosistema:

  • Tener cuidado al realizar las actividades agrícolas, especialmente las que puedan contaminar el suelo y las fuentes de agua, como por ejemplo, la aplicación excesiva de pesticidas y fertilizantes sintéticos. El suelo y el agua son los principales recursos naturales por lo que se deben proteger para dar sostenibilidad a la capacidad de producción de la tierra.
  • Realizar análisis de riesgos. Cuando se implanta un cultivo en un área nueva se deben evaluar los riesgos físicos, químicos, biológicos y microbiológicos y ambientales. Los resultados de los análisis de riesgos son útiles para tomar medidas correctivas en la zona de cultivo
  • No sobrepastorear ni quemar rastrojos en el campo. Los rastrojos deben dejarse como protección para la materia orgánica del suelo
  • Rotación de cultivos. Es aconsejable realizar la rotación de cultivos para conservar la fertilidad del suelo y también contribuye al control de plagas

Para la preparación del terreno:

  • Debe restringirse el uso de maquinaria agrícola sólo a operaciones necesarias para no erosionar el suelo
  • Dejar barbecho o restos de cultivo anterior sin quemar
  • No dejar transcurrir mucho tiempo entre la preparación del terreno y la siembra.
  • El suelo debe ararse teniendo en cuenta las características del suelo (textura, pendiente natural, etc)

Para la siembra:

  • Se debe elegir el tipo de semilla que mejor responda a la época de siembra. La siembra en épocas más frías (invierno) reduce el ataque de plagas.
  • Tener en cuenta la profundidad adecuada de siembra según tipo de suelo y semilla utilizada

Para la fertilización:

  • Programar un plan de fertilización basado en el análisis del suelo. Realizar un análisis del suelo cada cuatro años al menos.
  • Se recomienda fraccionar el abonado nitrogenado
  • Evitar la aplicación en cantidades superiores a las que necesita el cultivo

Featured image

Importancia de las BPA (buenas prácticas agrícolas)

Las BPA hacen que el agricultor aumente sus rendimientos año tras año sin perjudicar el futuro de la tierra. Obtener buenas cosechas, conservar el medioambiente y diferenciar sus productos de los de la competencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s