Cultivos hidropónicos

La hidroponía es un sistema  de siembra caracterizada por la eliminación de la tierra en la plantación, en su lugar el aporte de minerales se realiza a través del agua de riego y el sustrato utilizado para la plantación se puede componer de materiales orgánicos e inorgánicos. Los métodos de plantación que se emplean principalmente son los siguientes:

Cultivos en agua

NFT (Nutrient film technique) NGS (New Growing System) Raíz flotante Aeroponía
Las plantas se establecen sobre una superficie levemente inclinada donde de forma continuada discurre una lámina con agua y nutrientes. Consta de un canal con bolsas impermeables interconectadas para permitir el paso del agua y nutrientes. Las plantas se desarrollan flotando sobre el agua con los nutrientes, para ello se sujetan en láminas agujereadas.

El sistema radicular de los cultivos dispone del agua y nutrientes por aspersión o nebulización, creando un ambiente con alta humedad.

Featured image

Todos los tipos de cultivos sobre el agua tienen en común que la aportación de los nutrientes se realiza con el agua de riego que ya sea por bombeo o por gravedad está en continuo movimiento.

Cultivos en sustrato

Sustratos orgánicos Sustratos inorgánicos Combinación
Estos sustratos forman parte de los materiales que en su uso entran en fase de descomposición. Son empleados para producciones a corto plazo. Algunos de los más utilizados son: la cascarilla de arroz, la fibra de coco o turbas. Son los sustratos más adecuados en la producción a largo plazo por su durabilidad. Se emplean materiales como: vermiculita, lana de roca o perlita.

En ocasiones se pueden mezclar sustratos orgánicos con inorgánicos.

Es importante conocer las propiedades de los sustratos para evitar posteriormente problemas de crecimiento.

  • Físicas: porosidad, oposición a cambios de temperatura y densidad.
  • Químicas: a ser posible sustratos inertes que no interfieran con el agua.
  • Biológicas: desinfección del sustrato eliminando posibles malas hierbas o patógenos.

Cualquiera de los sistemas hidropónicos  requiere la presencia de agua de forma continuada en la planta y un exhaustivo control de los nutrientes disueltos en ella, ya que cada cultivo demanda unas necesidades nutritivas diferentes. Una buena forma de controlar los niveles de nutrientes se consigue mediante los sistemas de automatización en el riego que permiten la aportación justa de nutrientes y agua en el momento determinado de desarrollo de la planta.

Los cultivos hidropónicos han experimentado una serie de características desde su creación que se pueden traducir en  ventajas e inconvenientes respecto a los cultivos tradicionales:

Ventajas:

  • Mayor eficiencia en el uso de nutrientes.
  • Aumento de los rendimientos.
  • Cumplimiento del ciclo de desarrollo de la planta en un tiempo más reducido.
  • Reducción de los gastos de producción, ya que no es necesario el control de malas hierbas y el control de plagas es mínimo.
  • Empleo del sistema en cualquier localización.
  • Uniformidades de crecimiento de los cultivos.
  • Optimización de las propiedades organolépticas del producto final.

Inconvenientes:

  • Incremento de los gastos de la infraestructura.
  • Necesidad de conocimiento de los parámetros técnicos de los cultivos.

La hidroponía está cobrando una gran importancia en lugares donde las condiciones necesarias  para el crecimiento de las plantas no son las idóneas debido a que se pueden controlar tanto los parámetros agronómicos como los ambientales con ayuda de invernaderos y sistemas de control climático.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s