Abono verde

El abono verde son plantas de distintos tipos que se cultivan para cortarlas en verde e incorporarlas al mismo suelo donde han crecido o a otros suelos para ejercer la función de abono natural.

Las plantas más usadas para el abono verde son las siguientes:

  • Son las más utilizadas porque fijan el nitrógeno atmosférico en favor de los cultivos siguientes, también mejoran el terreno porque sus raíces llegan a romper los terrenos más duros.  Las más empleadas son el trébol, los guisantes, habas, alfalfa, veza, altramuz silvestre.
  • Crucíferas. Crecen muy rápido y movilizan con facilidad los nutrientes del suelo aportando más cantidad de materia orgánica. Las más utilizadas son la mostaza, el nabo forrajero, colza, col o rábano.
  • Gramíneas. Producen más materia verde para enterrar, las raíces mejoran el sustrato porque ahuecan el terreno y lo ablandan. Sembrada junto a las leguminosas enriquecen el terreno y forman un humus más estable. El centeno, la avena, el trigo sarraceno y el ray-grass son las más utilizadas.

Un abono verde ideal es el que posee un crecimiento rápido, un follaje abundante y suculento y la habilidad de crecer bien en suelos pobres.

Las técnicas de manejo y utilidad más utilizadas son:

  • Siembra intercalada. Consiste en sembrar una variedad o una mezcla de variedades, generalmente tréboles y otras especies de porte bajo entre líneas de cereales ya crecidos. Las ventajas de esta actuación están enfocadas a la protección del suelo y el control de las malas hierbas y finalmente cuando el cereal se recoja, a fertilizar el suelo una vez triturado el abono verde, junto con el rastrojo y mezclado con el suelo.
  • Cultivo de corta duración. Sembrando el abono verde en periodos de tiempo cortos, entre cultivos que han dejado libre el suelo tempranamente. Existe la dificultad añadida de que hay que mantener una gran sincronización en la rotación de cultivos y que hay que escoger variedades de rápido crecimiento (normalmente crucíferas).
  • Cultivo de larga duración. El abonado en verde forma parte de la rotación de cultivo o bien se utiliza para intercalar con cultivos como frutales o viñas. Se suelen sembrar mezclas de distintas plantas.

Los principales beneficios de utilizar el abono verde son:

  • Ayuda a prevenir la erosión, ya que cualquier suelo expuesto a la intemperie tienen grandes riesgos de ser estropeado por el viento y las lluvias.
  • Las raíces del suelo impiden que el suelo se compacte y no se encharque, por lo que mejora la estructura del suelo.
  • Ayuda a estimular la actividad microbiana, da nutrientes al suelo y retiene la humedad.
  • Controlar las malas hierbas, siendo el objetivo principal conseguir que el abono verde crezca más alto que las malas hierbas, de esta manera la luz solar solo llegaría al abono verde.
  • Mantener la humedad en el suelo y prevenir la escorrentía.
  • Se añaden al suelo nutrientes como el nitrógeno.
  • Además de beneficiar el suelo con nutrientes algunas de estas variedades se pueden recolectar, como la mostaza, el rábano, …
  • Biodiversidad: Atrae sobre todo a insectos beneficiosos para el ecosistema controlando plagas de otros insectos o de hongos, también atraerá a polinizadores ayudando a tus plantas con su ciclo natural.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s