El nitrógeno en el suelo

El nitrógeno junto al potasio y fósforo es uno de los nutrientes claves en la nutrición mineral. Es el nutriente que más limita las cosechas y por ello el que más se fertiliza.

Los beneficios del nitrógeno en los cultivos se aprecian a simple vista ya que aporta mayor desarrollo en la parte herbácea y un intenso color verde en sus hojas, lo que indica que la planta tiene una vida vegetativa muy activa y se refleja favorablemente en las cosechas.

Las plantas y microorganismos absorben nitrógeno como nitrato (NO3) o amonio (NH4).

Estados del nitrógeno en el suelo

El nitrógeno en el suelo se encuentra en diferentes formas: amonio (NH4+), nitrito (NO2 -), nitrato (NO3-), óxido nitroso (N2O), óxido nítrico (NO) y nitrógeno elemental (N2), el cuál es inerte excepto para aquellos microorganismos fijadores de nitrógeno. Para que pueda ser utilizado y esté disponible para las plantas tiene que estar en forma inorgánica, mineralizado. Las formas inorgánicas de nitrógeno se producen a partir de la descomposición de la materia orgánica del suelo o de la adición de fertilizantes nitrogenados. Esto es muy importante desde el punto de vista de fertilidad del suelo ya que estas tres formas asimilables (NH4+, NO2-, y NO3-) suponen tan solo entre 2 y 5% del nitrógeno total del suelo. Las bacterias que viven en el suelo son las encargadas de la fijación nitrógeno.

¿Cuáles son los efectos de una deficiencia de nitrógeno en las plantas?

Las plantas con carencias de Nitrógeno presentan los siguientes síntomas:

  • Menor tamaño de lo normal.
  • Clorosis en las hojas adultas.
  • Algunas plantas como el maíz muestran una coloración purpúrea causada por la acumulación de pigmentos antocianos.
  • Mayor concentración de azúcares.
  • Menor crecimiento foliar frente al desarrollo radicular.
  • Disminución de tamaño celular.
  • Disminución de síntesis de proteínas.
  • La floración queda muy restringida con notable reflejo en la fructificación.
  • Las enfermedades, heladas y granizadas producen mayores efectos.
  • El crecimiento se hace lento e incluso puede paralizarse.
  • Se adelanta la floración y la maduración.

Es importante adecuar los niveles de nitrógeno en el suelo porque un exceso del mismo también resulta perjudicial para el cultivo.

Efectos de un exceso de nitrógeno en las plantas

  • Exceso de hojas con un rendimiento pobre en frutos.
  • Desarrollo radicular mínimo frente al desarrollo foliar.
  • Retraso en la floración y formación de semillas.

Consideraciones a tener en cuenta en el momento de aplicar nitrógeno:

Por eso hay que dedicar especial atención a la aplicación de este elemento tan importante y tener en cuenta que:

  • las formas nítricas se mueven muy rápido y podrían lixiviarse.
  • las formas amonicales se quedan retenidas y el riesgo de pérdida es menor pero han de pasar a forma nítrica para ser absorbida por la planta.

Los fertilizantes más utilizados de nitrógeno son: la urea, el nitrato amónico y sulfato amónico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s