COMBINAR FERTILIZANTES QUÍMICOS Y BIOLÓGICOS DAÑA LA RESPUESTA DE LAS PLANTAS AL ESTRÉS

Ante circunstancias extremas de falta o exceso de agua, temperatura o sal, las plantas tienen la capacidad de adaptarse. Sin embargo, esta respuesta podría verse afectada si en un mismo cultivo se combinan fertilizantes químicos y biofertilizantes. Una reciente investigación de la Universidad de Salamanca y el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca (IRNASA-CSIC), demuestra que plantas de tomate criadas en invernadero y sometidas a un estrés salino, reaccionan bien, salvo cuando son tratadas con esa doble fertilización muy habitual hoy en día.

Los científicos realizaban experimentos en los invernaderos relacionados con otra investigación cuando observaron algunas anomalías y decidieron centrarse en ensayos relacionados con la salinidad. El objetivo era comparar las respuestas a la  sal de las plantas de tomate tratadas con un fertilizante de tipo NPK (Nitrógeno, Fósforo y Potasio) y con un biofertilizante que incluye al hongo Trichoderma harzianum.

En situaciones como las que provoca el estrés salino, el sistema de fitohormonas modifica los niveles de las plantas para adaptarse, la planta cierra sus estomas para no perder agua y detiene temporalmente su crecimiento. En este ensayo, tanto las plantas tratadas con NPK como las tratadas con biofertilizante realizaron la adaptación y consiguieron desarrollarse y alcanzar una buena altura.

La sorpresa fue cuando se combinaron los dos fertilizantes ante situación de estrés salino, ya que las plantas continuaban creciendo pero habían perdido muchísima agua y estaban colapsadas, pues no se habían adaptado.

En definitiva, las plantas reaccionan perfectamente cuando son tratadas con sólo un tipo de fertilizante, pero no cuando estos se combinan. Los investigadores creen que el problema puede ser la sobreestimulación. Es probable que en esta situación ante otro tipo de estrés, como el hídrico o las temperaturas extremas, las plantas también colapsen, puesto que la fitohormona responsable también es esencial en este caso, pero hasta ahora no se ha podido comprobar.

Este resultado, publicado en Frontiers in Plant Science, tiene importantes consecuencias para la agricultura, teniendo en cuenta las tendencias actuales. El problema de los fertilizantes habituales es que contienen elementos como el nitrógeno, que en muy contaminante y acaba en la atmósfera o en acuíferos mientras que las plantas sólo aprovechan entre un 10 y un 30 por ciento. Por eso, Europa trata de apostar por los productos biológicos, que contienen bacterias y hongos que también son capaces de beneficiar a los cultivos, eliminando patógenos o promoviendo el desarrollo vegetal.

Sin embargo, en época de transición y teniendo en cuenta que se utilizan grandes cantidades de estos productos, es probable que muchos agricultores puedan llegar a mezclar unos y otros. En este caso, esta investigación indica que las consecuencias pueden ser negativas para los cultivos.

Combinar-fertilizantes-quimicos-y-biologicos-dana-la-respuesta-de-las-plantas-al-estres_image_380

FUENTE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s