Uso de placas solares flotantes en balsas de riego

La Federación Nacional de Comunidades de Regantes (Fenacore) ve ventajas en la utilización de placas solares en la agricultura y en particular las flotantes en las balsas para el regadío de cultivos, ya que suponen ahorros en la factura energética respecto al uso de electricidad.

                                  Marcos 1

Estas centrales “permitirán a los regantes ahorrar hasta un 60% en electricidad una vez amortizada la inversión en las placas. La Federación de regantes ha apostado por la energía solar ante la “subida exponencial de la factura eléctrica, que en los últimos ocho años se ha disparado un 1.000%” y que “obliga a los regantes a buscar alternativas para compensar los más de 300 millones de euros de sobrecostes que soportan desde 2008″.

A su juicio, el recorte en un 80% de los costes de fabricación de las placas solares en la última década y las ayudas de los fondos estructurales europeos hacen de la energía solar una de las alternativas con más recorrido”.

Alguna de las ventajas que presenta el uso de las placas solares en las balsas de riego son:

  • Ahorro de Espacio para su plantación: No es necesario dedicar terreno apto para cultivo para la instalación fotovoltaica. Se utiliza un espacio sin aprovechamiento distinto a la acumulación de agua.
  • Ahorro en el consumo de agua y aumento de la eficiencia de la balsa: Con este sistema se disminuye considerablemente la evaporación del agua, la instalación produce sombra en la lámina de agua disminuyendo su temperatura y limitando la evaporación.
  • Aumenta la calidad del agua. Otro efecto de la disminución de la temperatura del agua en la balsa es que la calidad del agua aumenta al disminuir la proliferación de algas.
  • Aumento de la eficiencia de las Placas Fotovoltaicas. El rendimiento de las placas aumenta por efecto de la refrigeración que se produce en la misma al estar sobre la lámina de agua.
  • Seguridad de la instalación: Al encontrarse la instalación fotovoltaica en el interior de la balsa de riego es menos propicia para que las placas y accesorios sean sustraídos.
  • No perjudica al medio ambiente.
  • Montaje rápido. Fácil montaje y desmontaje.
  • No necesitan mantenimiento

Sólo en Andalucía se contabilizan unas 10.000 balsas que podrían ser susceptibles de estas placas solares flotantes.

                                               Marcos 2

Esta organización ha pedido al Gobierno que articule una normativa que “revise en profundidad del Real Decreto de Autoconsumo” y que “elimine el conocido impuesto al sol” a las instalaciones de más de 10 kilowatios de potencia.

Han indicado que “en España apenas el 16% de la energía consumida es de origen renovable mientras que Bruselas fija su objetivo para 2020 en el 20% que, de no cumplirse, conllevará las sanciones pertinentes”.

“La Administración debe ver en el regadío un aliado también contra los efectos adversos del cambio climático, dado que por cada megavatio de energía solar producida se evita la emisión de 267 kilos de CO2 a la atmósfera”, según Fenacore.

Anuncios