Fusariosis: la enfermedad de la espiga

La Fusariosis (Fusarium graminearum) es una enfermedad que afecta al cultivo de los cereales (trigo, cebada y avena principalmente.

Esta enfermedad se desarrolla en la espiga, causada por los hongos del género Fusarium (F. graminearum, F. culmorum, F. avenaceum).

Esta enfermedad también se conoce como la espiga blanca o el golpe blanco, por el resultado de la enfermedad, que deja la espiga blanca por el hongo que la provoca.

La enfermedad se desarrolla durante la floración y granado del cultivo, en condiciones de alta humedad (con aporte de agua mediante precipitaciones o mediante sistema de riego) y temperatura.Las condiciones de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad son una humedad relativa superior al 90% y unas temperaturas entre 25 y 28 ºC durante al menos 48 horas.

Imag. Jose Antonio

 

Los daños producidos por esta enfermedad producen una bajada en el rendimiento del cultivo, y el grano resultante es pequeño, con poco peso y con una baja calidad.

Las formas de combatir esta enfermedad son múltiples:

  • Tratamiento fungicida en semilla, para evitar perdida en nascencia en caso de que haya semilla afectada por esta enfermedad. Este tratamiento no evita la propagación posterior si la enfermedad procede del suelo o de cultivos contiguos.
  • Tratamiento con fungicidas foliares, siendo necesario aplicarlo durante las condiciones de riesgo de esta enfermedad. De esta forma, se puede reducir considerablemente la presencia del hongo desde comienzos de floración. Si realizan antes o después, no son efectivos.
  • Rotación de cultivos. Esta enfermedad es de las de más difícil control, esta forma de combatir la enfermedad no es eficaz, debido a que el hongo puede vivir en el suelo, infectar otras plantas y viajar por el viento.
  • Usar variedades resistentes. Existen algunas variedades de cereal resistentes a esta enfermedad, sobre todo si se realiza en ellas un tratamiento fungicida en semilla.
  • Diversificar la fecha de siembra, para evitar la floración del cereal en una parcela a la vez que las demás, evitando una posible propagación en caso de enfermedad.