LAVANDA: UN CULTIVO ALTERNATIVO EN LA PROVINCIA DE LEÓN

Alguien dijo que haciendo siempre lo mismo obtendrás siempre los mismos resultados y los agricultores parece que están dispuestos a romper con esa idea buscando, cada vez más los cultivos alternativos que permitan mejores rotaciones, recuperar las condiciones óptimas de las parcelas sin olvidar la rentabilidad.

Uno de esos cultivos calificados alternativos para los secanos de buena parte de España es la lavanda con destino fundamentalmente a la producción de aceites esenciales, lo que hace que sea cada vez más habitual ver parcelas pintadas de morado por nuestra geometría.

lavanda

ESTABLECIMIENTO DEL CULTIVO

  • Plantación en otoño.
  • Para el semillado directo en campo los valores de siembra son en torno a los 15 gr/m
  • Importante eliminar la vegetación herbácea que ejerce una fuerte competencia.
  • Admite densidades elevadas. Con marcos de 0,5 a 1 metros conseguimos que la competencia entre especies sea baja.

LA SIEMBRA

La lavanda florece desde mediados de la primavera hasta finales de verano. Es una planta muy interesante para cultivar debido a que puedes situarla en cualquier tipo de ambiente al aire libre debido a que es muy resistente y se adapta a cualquier suelo.

Su hábitat natural sin embargo son los terrenos secos, pedregosos y soleados. Es por eso que debes situar la planta en un lugar en donde reciba mucha luz natural. Lo ideal es cultivarla en un suelo calcáreo, pobre, suelto y profundo aunque lo más importante es que el terreno tenga un buen drenaje, por eso es que no se recomiendan los terrenos arcillosos pues es común que allí se estanque el agua.

RIEGO DE LA LAVANDA

En plantaciones extensivas la lavanda es una planta que aguanta bien la sequía. Plantada en secano, solamente necesita regarse cuando se plantan los esquejes hasta que estos arraiguen bien. Una vez en el terreno, la lavanda tiene suficiente con el agua de lluvia, aguantando bien  hasta con un régimen de precipitaciones de 300 ml anuales.

Las plantaciones sometidas a un riego moderado mensual durante la época de crecimiento aumentan la producción legando a producir el doble que aquellas realizadas sobre secano. El mejor riego es el goteo y se ha de evitar el riego por aspersión que puede desarrollar hongos.

Puede plantarse en lugares con lluvias abundantes pudiendo aguantar has 1200 litros anuales con tal que la tierra tenga un buen drenaje y el agua no se acumule en el terreno.

LAVANDA EN CASTILLA Y LEÓN

En la Comunidad se cultivan 856 hectáreas de plantas aromáticas, entre las que destacan la salvia, con 97 hectáreas ubicadas principalmente en la provincia de Palencia; la lavanda, con 148 hectáreas distribuidas entre Palencia y Valladolid, y el lavandín, con 559 hectáreas registradas en las provincias de Burgos (171), Palencia (68) y Valladolid (268).

Se trata, además, de fijar población en el medio rural, favorecer el rejuvenecimiento, promover la innovación y mejorar la comercialización buscando nuevos mercados para mejorar el posicionamiento de los productos agroalimentarios de esta zona en el marcado nacional, en la Unión Europea y en otros países.

La apuesta de Castilla y León por cultivos como la lavanda y el lavandín sitúan a la comunidad como la tercera productora de este cultivo industrial, tan solo por detrás de Castilla- La Mancha y Murcia.

lavanda 2

Anuncios