Insectos beneficiosos para el control de plagas

Estos insectos son aquellos que en algún momento de su vida se van a alimentar de los insectos plaga para poder completar su desarrollo, por ello son considerados como benéficos o buenos porque van a contribuir a mantener la población de las plagas a niveles en los que no causen un impacto económico grande, además de evitar el uso de productos químicos como insecticidas.

El desarrollo de este control se basa en las relaciones de alimentación que se establecen en un ecosistema determinadas por una secuencia ordenada:

  • Orden primario: las plantas.
  • Orden secundario: los insectos que se comen las plantas.
  • Orden terciario: los que se comen a estos insectos, que en este caso pueden ser aves, batracios, reptiles, mamíferos e insectos.

Las ventajas que permiten este tipo de insectos serian:

  • Menor tamaño: permite localizar a la plaga incluso cuando está escondida entre las hojas o brotes y poder atacarla.
  • No dañan los cultivos debido a que no se alimentan de ellos y porque también son pequeños.
  • Alimentación a través de flores por ello se deben sembrar a los alrededores de los campos.
  • Bajo costo de mantenimiento: sólo zonas con plantas que posean una floración permanente.
  • Evitan el uso de productos químicos: porque al usarse se eliminaría tanto a los insectos plaga como a los benéficos.
  • Colaboran en la polinización de las flores: además de realizar el control de plagas se consigue producir mayor cantidad de frutos.

MAG_INSECTO BENEFICIOSOS.jpg

Estos insectos benéficos se alimentan de las plagas de dos formas diferentes:

Como predadores: se movilizan rápidamente en busca de su alimento), al encontrarlo lo capturan, matan y devoran rápidamente. Ejemplos de estos insectos serían los escarabajos carábidos, las crisopas, los chinches, las moscar sirfidas, las tijeretas…

Como parásitos: los adultos ponen sus huevos sobre o dentro del insecto plaga, al nacer las larvas empiezan a alimentarse del hospedero, matándolo al poco tiempo, sin que este pueda hacer algo para defenderse. Ejemplos de estos insectos serían las moscas tachinidas, la avispas,.

En conclusión, para disponer de un huerto con plantas sanas y sin plagas hay que conservar un equilibrio natural entre las plagas y las enfermedades de nuestros cultivos y sus enemigos naturales como pueden ser algunos insectos.

Anuncios

Potabilización del agua

Agua potable y agua no potable

El agua es de los compuestos más importantes para el ser humano y resto de seres vivos en general. Destaca su uso como agua potable para la actividad humana.

Se denomina agua potable o agua para el consumo humano al agua que puede ser consumida sin restricción para beber o preparar alimentos.

Llamamos agua no potable a aquella que debido a unas características físicas, químicas o biológicas no puede ser utilizada directamente.

La potabilización del agua.

La potabilización es el conjunto de tratamientos que eliminan del agua las partículas o sustancias perjudiciales para el hombre.

Condiciones del agua potable:

  • Debe tener regulados unos valores máximos y mínimos para el contenido en minerales y diferentes iones como cloruros, nitratos, nitritos, amonio, calcio, magnesio, fosfato o arsénico y también los gérmenes patógenos. (En la Unión Europea se establecen en normativa 98/83/EU.)
  • El pH del agua potable debe estar entre 6,5 y 9,5.
  • Debe pasar controles. (Los del agua potable suelen ser más severos que los de las aguas minerales embotelladas).
  • El agua potable debe tener muy pocas bacterias. (Un agua de buena calidad presenta el límite admisible de 100 bacterias por centímetro cúbico de agua.)

POTABILIZACION_DE_AGUA.jpg

Procesos de potabilización del agua

La potabilización del agua se realiza en plantas de filtración para agua potable que de modo general utilizan un tratamiento de agua formado por un filtro multimedia, filtro de carbón activado, suavizadores, filtración por osmosis inversa y desinfección.

En función del tipo de contaminación y de la cantidad de agua se utilizan unos tratamientos u otros.

 

Los principales procesos de potabilización de agua son:

Cloración. Es el procedimiento para desinfectar el agua más comúnmente usado. Recibe este nombre porque se realiza utilizando el cloro o algunos de sus derivados como los hipocloritos de sodio o de calcio. En los abastecimientos de agua potable se emplea el gas cloro mientras que para abastecimientos medianos o pequeños se utilizan hipocloritos.

Ventajas de la potabilización de agua mediante cloración:

  • es el proceso más sencillo de esterilización.
  • es el procedimiento de potabilización más barato.

Inconvenientes de la potabilización de agua mediante cloración:

  • La acción del cloro es de poca profundidad y las partículas en suspensión la dificultan.
  • Punto crítico de cloración, si en la cloración sobrepasa el mínimo de cloro, se habla de cloración crítica que es dañina para la salud y causa enfermedades como el cáncer.

 

Irradiación Ultravioleta.  La potabilización se realiza por medio de una lámpara de cuarzo llena de vapor de mercurio que produce rayos ultravioleta. Estos rayos matan a las bacterias, desintegrándolas.

 

Ozonización.  Proceso en el que el ozono en contacto con sustancias oxidables se descompone rápidamente en oxígeno naciente (este es el que destruye la materia orgánica) y oxígeno diatómico inactivo.

 

Filtrado. Se utiliza como depuración cuando el agua no se encuentra muy cargada de materias en suspensión. Para cantidades pequeñas se fabrican filtros portátiles.

  • Los filtros de arenas y multimedia minerales son lentos y poseen cierta acción eliminadora de bacterias pero necesitan mucho espacio para la purificación de aguas fluviales. Estos filtros retienen tierra, arena y algunas impurezas, pero dejan pasar algunos microorganismos y las sustancias químicas disueltas.
  • Filtros de carbón activado: Empleado como material filtrante elimina olor, sabor y color del agua.

 

Depósitos de decantación. Se emplean en la purificación previa de aguas muy sucias como corrientes superficiales. Se las hace pasar antes haciéndolas pasar antes a través de rejillas y desarenadores.

 

Potabilización mediante energía solar. Esta técnica permite producir agua potable a partir de agua contaminada. Características de estos sistemas de purificación por energía solar:

  • Existen varias tecnologías, se aplicará una u otra en función del grado de contaminación que contenga el agua.
  • Remueven cantidades pequeñas de contaminación (a excepción de los que se utilizan para purificar agua de mar).
  • Adecuados para potabilizar aguas superficiales (ríos, lagos), aguas subterráneas o agua de mar.
  • Aptos para dos niveles de contaminación:
    • Agua con contaminación microbiana ligera
    • Agua con contaminación de sales disueltas.

Inoculantes biológicos

El término inoculante se utiliza en la práctica para referirse a un fertilizante biológico que se aplica a la semilla en el momento de la siembra. Esta es la forma más común de aplicar un fertilizante biológico porque las bacterias adheridas al tegumento de la semilla infectan la radícula inmediatamente a su emergencia, por lo que se favorece la nutrición de la planta desde etapas fenológicas muy tempranas.

Los inoculantes biológicos son formulados a base de microorganismos promotores del crecimiento vegetal. Su utilización proporciona considerables mejoras en el suelo y en la planta:

  • Aumentan la fertilidad y biodiversidad del suelo.
  • Proporcionan nutrientes a la planta.
  • Favorecen el desarrollo del sistema radicular, lo protegen frente a condiciones bióticas y abióticas desfavorable y crean una barrera física y biológica frente a otros organismos no deseables.
  • Actúan como elicitors (moléculas señalizadoras cuando existe peligro), induciendo los sistemas naturales de defensa de la planta.
  • Producen un efecto vigorizante sobre el vegetal.
  • Pueden aplicarse en todo tipo de cultivo: frutales, cítricos, platanera, viña, tropicales, hortícolas, ornamentales, césped, aromáticas, etc.

MAG_INOCULANTES BIOLOGICOS.jpg

El uso de fertilizantes biológicos tiene muchas ventajas respecto a los químicos debido a que no poseen riesgo de contaminación ambiental, su efecto está fuertemente sincronizado con los requerimientos de la planta y generalmente son de menor costo. Si bien los fertilizantes biológicos son conocidos desde hace mucho tiempo, en la actualidad se han difundido en mayor medida debido a la aplicación de nuevos criterios productivos como son la agricultura sustentable y los cultivos orgánicos (sin uso de agroquímicos).

Estos inoculantes tienen que tener unas NORMAS DE CALIDAD ya que están formulados con organismos vivos y por tanto la calidad del producto cobra muy especial relevancia. No es lo mismo producir, conservar, comercializar y aplicar un compuesto químico que organismos vivos, de cuya sobrevivencia depende el éxito del producto.

El control de calidad por parte de organismos estatales es imprescindible para evitar la comercialización de productos engañosos o de calidad dudosa para que así el comprador pueda comprobar la calidad del inoculante.

En conclusión los inoculantes biológicos son una antigua y hoy moderna alternativa para el agricultor de baja, mediana y alta capacidad productiva que permite conservar la fertilidad del suelo, reducir la dosis de fertilizantes químicos, sin afectar negativamente el rendimiento del cultivo vegetal y un ahorro en el costo de producción si se maneja adecuadamente de acuerdo con las indicaciones del fabricante.

Biomasa para uso energético

La biomasa es cualquier tipo de materia orgánica que haya tenido su origen inmediato como consecuencia de un proceso biológico:

  • productos vegetales a partir del proceso de fotosíntesis.
  • productos generados por metabolismo heterótrofo del hombre o de animales.

 

Hay varios tipos de biomasa para uso energético:

Biomasa residual:

  • Agrícola: derivada de cultivos(parte no aprovechable de los cultivos) como paja, etc…
  • Forestal: corta, poda, transformación de madera,…
  • Industrial:vinazas, licor negro, bagazo de cerveza,…
  • Ganaderos: estiércoles, purines,…
  • Residuos Sólidos Urbanos (RSU): basuras, deshechos,…
  • Residuos procedentes de aguas residuales urbanas

Biomasa procedente de plantaciones energéticas:

  • Cultivos tradicionales: cereales, maíz, remolacha, caña de azúcar, girasol, colza, otras oleaginosas,…
  • Cultivos poco frecuentes: cardos, helechos,…
  • Cultivos acuáticos: algas, jacinto de agua,…
  • Cultivos de plantas productoras de combustibles líquidos: jojoba, árbol del caucho, membrillo negro, higuerilla,…
  • Cultivos de árboles de corta rotación: chopos

Biomasa.PNG

La Huella Hídrica de Internet

Cada vez que revisamos nuestras redes sociales, enviamos un correo electrónico o miramos un video por Internet gastamos enormes cantidades de agua, según afirman los científicos. Un dato bastante importante en una época de gran escasez de este recurso vital en el planeta.

Según han alertado los investigadores del Imperial College de Londres, el año pasado hasta 200 litros de agua podrían estar involucrados en la descarga de 1GB de datos. Es una estadística impactante si se tiene en cuenta que en el 2015 un usuario medio de smartphone de Europa Occidental consumía 1,9GB de datos al mes, comparado con los 3,7GB de EE.UU., según un informe de la compañía Ericsson. En España el consumo medio va desde 1,5 GB hasta 3 GB.

 ¿Qué tiene que ver el agua e Internet?

En realidad más de lo que creemos, ya que la navegación en red produce un gran gasto en energía. El intercambio de datos que se produce cuando estamos en línea necesita de un proceso de climatización en los centros de datos que gestionan y almacenan los servidores, así como el mantenimiento operativo de todos los elementos electrónicos.

Gracias a estos centros de datos podemos conectarnos en cualquier parte del mundo cuando queremos, pero esto supone un gran gasto invisible de nuestros recursos naturales.

Aún hay muchos interrogantes sobre el estudio, aunque por la preocupante huella hídrica que podría causar Internet así como el impacto en el medio ambiente ‘es de gran utilidad hacer un estudio preliminar para empezar a revisar el problema’ según el especialista en tecnología Bill Thompson. Por su parte el científico Bora Ristic, ha hecho una llamada a la calma y afirma que hay que tener en cuenta el ‘amplio grado de incertidumbre’.

A pesar de que los datos aún no son determinantes, empresas como Microsoft, Apple, Facebook o Google ya hablan de tomar medidas para reducir el coste hídrico en el intercambio de datos.

Fuente

 

Integral térmica en Remolacha azucarera y Patatas

Remolacha azucarera

El cero vegetativo de la remolacha se sitúa en 3ºC. En la siembra de otoño, en las fases más tempranas del desarrollo, la aparición de una hoja nueva está estrechamente relacionada con la integral térmica, apareciendo una hoja cada 30º- día. Una hoja aparece cada 4 días si la temperatura media diaria es de 10,5 ºC o cada 2 días si dicha temperatura media diaria es de 18 ºC. Esta aparición no se ve influenciada por la disponibilidad de nutrientes o agua. En cambio el desarrollo y la expansión de dicha hoja si se encuentran afectados por dichos factores.

En la siembra de otoño, se ha encontrado que la aparición de hojas y el desarrollo foliar ocurre con un integral térmica entre 40 y 50º- día en las primeras fases, siendo hasta 10 veces superior al final del ciclo.

La semilla germina con temperaturas de 7-9 ºC y la planta vegeta con temperaturas no mayores a 20ºC. Si bien cuando las plantas son pequeñas (4-6 hojas) las heladas pueden dañarlas, cuando crecen soportan perfectamente hasta -3ºC. La remolacha necesita 4ºC de temperatura en el suelo para germinar.

El grado de temperatura óptimo se halla sobre los 20-22 ºC. A partir de temperaturas medias de 25 ºC, la asimilación de la planta desciende, y puede cesar sobre los 35 ºC. De ahí que haya una paralización estival en la vegetación de la remolacha en nuestro país.

Si consideramos una temperatura base de 10ºC, para alcanzar el estado de emergencia son necesarios 130 ºC y para llegar a la madurez alrededor de 1500ºC.

Patatas

El umbral inferior de crecimiento se sitúa en torno a los 10ºC, y para la germinación la temperatura debe ser superior a 7ºC.  La temperatura óptima de crecimiento es de 15-18 ºC.

La patata necesita de 10.000 a 14.000ºC para madurar, dependiendo de la variedad. Los tubérculos sufren el riesgo de helarse en el momento en que las temperaturas sean inferiores a -2ºC. Si la temperatura es de 0ºC la planta se hiela, acaba muriendo aunque puede llegar a rebrotar.

Proceso de elaboración de aceites vegetales de semillas

Las semillas que más se utilizan en la extracción de aceite son, en orden de importancia: la soja, el cacahuete, el algodón, lino, girasol y colza. En nuestro país, el aceite de semilla más consumido, con diferencia, es el de girasol. Una vez que los aceites son extraídos de las semillas, necesitan un proceso de refinamiento para mejorar las condiciones de conservación y nutricionales, ya que algunas semillas contienen una serie de sustancias denominadas antinutrientes que pueden llegar a ser tóxicas. También veremos que gran parte de la industria alimentaria transforma estos aceites mediante procesos específicos (hidrogenación) para obtener grasas semisólidas de mayor estabilidad.

El proceso de obtención de los aceites de semilla se divide en una serie de pasos, que serán comunes en todos los casos:

  1. Extracción.Para obtener los aceites de semillas oleaginosas se parte de las semillas preferentemente maduras, que suelen contener hasta un 30% más de aceite que las mismas semillas verdes. La extracción de la fase grasa puede realizarse mediante medios mecánicos (presión) o mediante disolventes (hexano). Ambos tipos han alcanzado una gran perfección y se usan en todo el mundo.

En el caso de las semillas oleaginosas se recurre a la extracción por presión cuando el contenido en aceite es mayor del 20%. Para extraer el aceite del material que lo contiene por presión, las paredes de las células que lo contienen tienen que romperse. Esto se puede conseguir molturando la semilla o fruto, haciéndolos copos (“flaking”), pasándolos por rodillos o sometiéndolos a grandes presiones.

En operaciones a gran escala, la extracción con disolventes es un medio más económico de obtención de aceite que la extracción por presión, y su aplicación va aumentando rápidamente, especialmente para la obtención de aceite de soja.

  1. Tras la extracción del aceite se realiza un proceso de refinado, también conocido como “purificación” donde eliminaremos todos los elementos groseros. A veces la refinación sólo exige una clarificación del aceite pero para conseguir aceites con una calidad organoléptica óptima, es necesario someterlo a una serie de operaciones que eliminen el olor y sabor indeseables.

3. Neutralización. Mediante este proceso eliminamos los ácidos grasos libres que se han formado durante la extracción y que pueden enranciar el producto final. Esta desadificación se realiza por adición, al aceite, de hidróxido sódico, al 12- 15%. Esta operación se realiza en calderas provistas de agitador y un sistema de calefacción con vapor a alta temperatura. Mediante este sistema se forman unos gránulos de jabón en pasta (unión de los ácidos con el hidróxido) que crecerán y podrán ser eliminados mediante decantadores o centrífugas.

  1. Decoloración.Una vez tenemos el aceite neutralizado, eliminamos los restos de pigmentos naturales (carotenos, clorofilas) mediante el uso de filtros especiales como el carbón activo o la tierra adsorbente. Este tipo de tierras suelen ser arcillas trituradas y tamizadas o arcillas activadas por un tratamiento con ácido sulfúrico, seguido de un lavado de agua para eliminar el ácido. La más utilizada es la bentonita (silicatos de aluminio hidratado).

El aceite y la tierra se agitan conjuntamente durante 15 minutos con temperaturas de 80-900C. La cantidad de tierra que se añade, depende de la cantidad de pigmentos que tengamos que eliminar, lo normal es utilizar un 5%.

  1. En este proceso se eliminan los fosfolípidos y glucolípidos que se encuentran disueltos en el aceite y que se alteran con mayor facilidad que los triglicéridos. En este caso, el desgomado consiste en tratar el aceite con agua o vapor, con lo que se hidratan estos compuestos haciéndose insolubles en el medio graso. El proceso se realiza en unos tanques provistos de agitadores mecánicos que incorporan agua en proporción de un 2% con temperaturas de 70 0C o en forma de vapor lo que facilita la rápida hidratación de los fosfátidos. Desde el tanque de mezcla, el aceite pasa a una centrífuga de gran velocidad que separa las dos fases de forma selectiva.

img

  1. Desodorización.Durante este tratamiento, se eliminan las sustancias hidrosolubles responsables del olor, mediante un chorro de vapor de agua. En el proceso, el aceite se calienta hasta temperaturas de 150-160 0C, mientras que paralelamente se le pasa una corriente de vapor directo, que arrastra todas las sustancias volátiles, dejando el aceite prácticamente inodoro y con un sabor suave. Su duración es de 3-4 horas y es el más largo de todo el proceso de refinación.

Tras estos pasos tecnológicos conseguiremos un producto final homogéneo y limpio, pero, el problema viene cuando valoramos este aceite a nivel nutricional, ya que tras su refinado, el aceite ha perdido casi el 100 % de sus vitaminas y sustancias antioxidantes (esteroles, tocoferol).

Este detalle hace que, además, los aceites de semilla tengan una menor estabilidad y resistencia a las altas temperaturas de los tratamientos culinarios, por lo que su reutilización debe controlarse de forma mucho más estricta que en el caso del aceite de oliva. Para compensar estas pérdidas, la legislación actual permite la adición de antioxidantes (aditivos).

Fuente